miércoles, 24 de julio de 2013

Tortilla de patatas

Introducción

         Hola amig@s
      Si hay un plato por el que nos reconocen en el extranjero éste puede ser la paella y la tortilla de patatas. Cierto es que ese honor lo comparten con otros afamados platos de aquí. No quiero entrar en guerras de sensibilidades de las distintas regiones (cada cual defiende y le duele lo suyo). Para mi la cocina no es eso. Al contrario: es enriquecedor y yo me como con el mismo gusto una fabada asturiana, un bacalao al pil pil, un gazpacho o unas patatas a la riojana (y me olvido de cien platos). Pero si somos objetivos tanto la paella como la tortilla de patatas pueden ser nuestras señas de identidad gastronómicas en el exterior.


      En España puede haber tantas recetas de tortilla de patatas como cocineros. Mas jugosa,más cuajada,gordas,finas,con las patatas más grandes,más pequeñas...en fin,un mundo.
      Aunque eso va en gustos como acabamos de ver, a mi me gusta una tortilla jugosa,en la que los ingredientes estén bien integrados,la patata mas bien menuda (ya veremos en el proceso como la hago) y que no esté muy aceitosa.
      Un capítulo aparte merece la cebolla,objeto de disputa entre comensales. Se puede decir que hay una "guerra civil" entre los partidarios y los detractores de la misma en la tortilla. A mi me gusta con y sin cebolla.No obstante parece que la receta original no la llevaba y no es más que uno de los muchos ingredientes que se le pueden añadir y que,de alguna forma hizo fortuna ganando adeptos. También hay tortillas a las que se añade pimiento,calabacín,guisantes,bacalao etc,cambiando en algunas ocasiones el nombre del plato.
      Lo que os presento aquí podría ser una "receta tipo" de una típica tortilla de patatas española. No obstante,haré más variantes en un futuro.






Ingredientes



- De 3 a 5 patatas (según tamaño)
- 5-6 huevos
- Aceite de oliva







Preparación

      
       Pelamos y cortamos las patatas. En una sartén echamos aceite de oliva (no mucho),al principio cuando echemos las patatas parecerá que "sobren patatas". El sabor resultante de utilizar aceite de oliva a otros como el de girasol,cambia el sabor del plato. No obstante aquí  mucha gente y bares utilizan el de girasol así que lo podéis utilizar.Las patatas las echaremos cuando el aceite aún no esté caliente del todo y durante todo el proceso mantendremos el fuego medio.Esto es importante pues no queremos que las patatas se frian y queden crujientes sino que se cuezan en aceite a fuego medio. De ésta forma conseguiremos que las patatas queden melosas y bien cocidas.El tiempo que tarde en estar la patata hecha (de 15 a 20 minutos mas o menos) se van moviendo y rompiendo con una paleta,espumadera o el útil de cocina que tengáis.. No se debe descuidar de ir despegando suavemente las patatas del fondo pues pensar que están soltando el almidón y tienden a pegarse en el fondo.
      Si hacéis la tortilla con cebolla picada echarla junto con las patatas.
   

   
      Cuando la patata está cocida se escurre bien al sacarla con una araña de cocina y la pasamos a un colador para que pierda el aceite (es muy desagradable una tortilla grasienta).Después de estar bien escurrida, la pasamos a un bol. Éste es el mejor momento para echar la sal pues la coge mejor en caliente.En el bol dejaremos que pasen 5 minutos y no estén ardiendo. La razón es que si las mezclamos con los huevos batidos cuando están muy calientes,el huevo se nos cuajará en el bol y no queremos que ésto suceda. Mientras,vamos batiendo los huevos. Si queréis le podéis añadir un chorrito de leche a los huevos para que salga mas esponjosa.
      Pasados esos 5 minutos agregamos los huevos al bol y  dejamos que reposen ahí todos los ingredientes durante otros 3 ó 4 minutos para que la patata se impregne bien.



      Echamos una cucharada de aceite en una sartén y cuando esté caliente echamos el contenido del bol. Vamos haciendo movimientos circulares con la sartén para ayudar a que no se pegue y a que los ingredientes se repartan bien. Cuando han pasado uno o dos minutos (controlar el fuego) procederemos a dar la vuelta  a la tortilla. Para ello la tapamos con un plato que la cubra, volteamos la sartén y devolvemos a la sartén la otra cara de la tortilla (la foto de éste paso corresponde a otra tortilla,pero quise mostrar el proceso)




      Una vez dada la vuelta lo único que nos queda es ir aplanando y colocando los bordes empujando hacia dentro de la tortilla con la espátula en todo el contorno de la tortilla.
      Volvemos a colocar el plato tapándola y la volvemos a voltear recogiendo la tortilla en el plato. Ya nos quedará tan solo servir,bien como aperitivo o como plato en si...Bon appétit.



Calorías por ración: 500-550 kc
      Como todas las tortillas no son iguales de grandes,pongamos que una porción de un cuarto de tortilla tiene alrededor de las calorías reflejadas por término medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada