domingo, 29 de diciembre de 2013

Pastel de navidad

Introducción

         Hola amig@s.
      Cuando publique la receta del pastel de cabracho (ver receta) os contaba que yo hacía algo muy parecido (prácticamente igual) pero sustituyendo el cabracho por perca y langostinos cocidos.
      Aquí en donde vivo es sencillo encontrar perca,pero si en vuestra zona de residencia no lo encontráis lo podéis sustituir por otro pescado grande,con buenos lomos y de carne blanca como merluza, mero, cherne, tilapia etc
      Este año a coincidido que lo realicé para llevarlo a un cumpleaños, así que lo "vestí" un poquito más y el  resultado es éste pastel de Navidad (que así lo he bautizado)
      Normalmente las recetas cuando las hago,las prueba mi familia. En esta ocasión dos amigas tuvieron la oportunidad de probarlo y el plato pasó la prueba con nota.
      Probar a hacerlo, no es difícil.
      Por último,deciros que ésta es la primera receta que acompaño con un vídeo del proceso. El objetivo es hacer más ágil y ameno el seguir la receta. Así podréis ver el vídeo (que es muy conciso en sus explicaciones) e ir consultando las dudas en el texto. Si os gusta la idea intentaré sacar tiempo de donde no lo tengo e ir transformando todas las recetas para que tengan su vídeo.
      Vamos a la cocina.





Ingredientes

- 300 gr de perca
- 300 gr de langostinos cocidos
- 200 ml de nata líquida
- 50 ml de tomate frito
- Salmón y bacalao ahumados
- 5 huevos
- 1 zanahoria
- 1 bote de pimientos del piquillo
- 1 bote de sucedaneo de caviar




Preparación

      Para realizarlo procedemos igual que en la receta del pastel de cabracho que ya vimos antes.
      Los langostinos los podemos comprar cocidos o,si los cocemos nosotros,pondremos una cazuela con agua ,un pellizco de sal y una hoja de laurel. cuando el agua hierva,metemos los langostinos y los dejamos unos dos minutos,sacando a agua fría de inmediato para cortar la cocción.
      Para hacer el pescado pondremos una cazuela llena de agua, una cebolla y una zanahoria. Cuando el agua hierva, metemos el pescado y dejamos que cueza unos cinco minutos. Lo sacamos y dejamos que enfríe en la nevera. Cuando haya enfriado, lo desmigamos teniendo cuidado de no dejar ninguna espina.



      Realmente,es en éste momento cuando empezaremos a preparar nuestro pastel.
      Lo primero de todo es precalentar el horno a 180º. Así,mientras vamos preparando los ingredientes,tendremos el horno listo.
      El proceso es muy sencillo. Lo primero que haremos será echar cinco huevos en un bol grande. Los batimos e incorporamos la nata líquida y el tomate frito. Mezclamos bien y añadimos el pescado desmigado y los langostinos cocidos (reservar 3 o 4 para adornar al final)


      Salpimentamos. No echar demasiada sal. Con un pellizco sería suficiente ya que tanto el pescado como los langostinos y el tomate ya llevan su parte de sal.
      Pasamos todo el conjunto con la batidora hasta que nos quede una mezcla fina.


      Untamos con mantequilla (o margarina) el molde en donde vayamos a verter el contenido del bol. En éste molde quizás me pasé un poco con la mantequilla.Si os pasa eso podéis retirar el exceso de grasa con una servilleta de papel.
      Lo metemos en el horno y aguardamos hasta que le pinchemos con una brocheta y salga limpia. Esto,según cada horno variará entre 35 y 40 minutos. Yo lo meto al baño maría introduciendo el molde en otro mayor con agua.


      Cuando esté hecho, lo metemos en la nevera y esperamos a que se enfríe para desmoldar.
      Desmoldamos con cuidado y comenzamos a rellenar y adornar nuestro pastel. Empezamos cortando con cuidado el pastel por la mitad más o menos. Lo retiramos con cuidado que no se nos rompa y rellenamos con salmón ahumado ese piso.



      Volvemos a colocar el resto del pastel en su sitio y cubrimos la parte de arriba con bacalao ahumado. Encima colocamos unos pimientos del piquillo,unas huevas de caviar y los langostinos que reservamos al principio.
      Para presentar el plato coloqué unas tiras de lechuga,un cucharada de mahonesa y unas huevas de caviar.Además le coloqué a los lados unos crujientes de pan de gambas hechos por mi y que espero tener muy pronto listo para publicar....Bon appétit.

Vídeo 


video
   

Calorías por ración: 206 Kcal
      De un pastel como el de la foto se sacan 8 raciones. El cálculo está echo para una porción del pastel,si lo queréis acompañar con una cucharada de mahonesa habréis de sumar unas 140 Kcal.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Salchichas al vino

Introducción

         Hola amig@s
     Ésta es mi primera Navidad desde qué creé mi blog. Y lo que me he dado cuenta es que casi todos los blogueros  sacan a relucir sus mejores galas de Navidad.
     He de reconocer que en esto voy a contracorriente y sigo empeñado en publicar recetas sencillas para haceros las cosas más fáciles. No obstante haré alguna receta con aire navideño. Eso será en unos días.
     La receta se hace con salchichas frescas,las de carnicería y aunque me da la sensación de que,en origen está pensada para salchichas de cerdo,hace ya muchos años que las encontramos de pollo y de pavo. Bueno,pues también serían perfectas para realizar la receta (y con menos grasa). Yo utilicé las de cerdo.
     Hoy lo que os presentó  es algo rico,sencillo y clásico. Tengo que contaros  que yo desde hace tiempo simplificó aún más está receta pues en casi todas las recetas que consultéis veréis que se suele añadir cebolla y ajo.
     Esta receta gusta mucho a mis hijas desde que eran muy pequeñas,pero como a todos los niños,eso del ajo y la cebolla no terminaban de aceptarlo,así que adapté la receta al gusto de los niños.¿Cómo?...pues por el camino más simple:eliminando esos dos ingredientes.Lo que me descubrió que,para mi gusto,estas salchichas están aún mejor sin éstos ingredientes. Al no agregarselo,lo que ocurre es que se potencia mucho más el sabor del vino y la propia salchicha,quedando a mi juicio un sabor más puro.
     Si,previamente a echar a la sartén las salchichas, queréis sofreír un diente de ajo y media cebolla,pues,adelante y si queréis probar con ésta receta,ya me contaréis.
Vamos a la cocina.





Ingredientes (4 personas)

- 1 kg de salchichas frescas
- 1 vaso de vino
- 1 vaso de caldo de ave
- Harina
- Aceite,sal y pimienta






Preparación

     Empezamos por echar en una sartén una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté caliente incorporamos las salchichas y dejamos que se doren.Yo pongo unas 4 ó 5 por persona y puede ser que no entren todas en la sartén así que las iremos incorporando por tandas hasta que tengamos doradas todas las salchichas que queremos preparar. Es mejor freírlas por tandas pues si las echáis todas a la vez van a soltar mucha agua y se os cocerán. Y no nos interesa eso sino que se doren y tomen un bonito color.


     Cuando las tenemos todas, las metemos en la sartén o cazuela (lo que utilicéis) y le agregamos una cucharada de harina de trigo. Le damos unas vueltas para que se cocine la harina y no de sabor a harina cruda. La harina hará que la salsa engorde.


     Incorporamos el vino blanco dejamos, que reduzca a la mitad y cuando ha reducido, incorporamos el caldo de ave. Si no tenéis caldo podéis añadirle agua y una pastilla de caldo concentrado. De todos modos,ésto es opcional pues simplemente con un poco de agua también salen ricas (aunque están más buenas con el caldo). Movemos bien las salchichas hasta que la salsa empiece a engordar. 


                                                         (Hacer click en la foto para agrandarla)

     Salpimentamos y ya las tenemos listas.
     ¿Fácil verdad?...y ricas. Y lo mejor,podemos tener el plato listo en 10 minutos,que el ritmo de vida actual no nos deja demasiado espacio...Bon appétit.

Calorías por ración: 543 Kcal
     Calculado para una ración de 5 salchichas.


martes, 17 de diciembre de 2013

Lomo asado en olla exprés


Introducción

         Hola amig@s

      Hoy os traigo una receta sencilla,como todas las que normalmente hago. Aunque aquí habéis encontrado recetas más laboriosas me gusta cuando puedo haceros las cosas sencillas. Este es el caso de la receta de hoy.
      Ésta receta la podéis hacer en media hora y, si tenéis un poquito de tiempo y previsión, probar a hacerlo la noche de antes. Así al día siguiente sólo quedaría calentar mientras se hace la guarnición y comer.
     El lomo de cerdo es una pieza de carne cilíndrica que se encuentra junto al espinazo del animal (cada animal tiene dos). Es una carne magra, con pocas grasas, pero hay que tener cuidado con ella al cocinar pues es bastante seca y cocinada en exceso no queda jugosa. En casa lo preparó bastante por la rapidez con la que se prepara, la sencillez y que el resultado es muy bueno y gusta.
      Pensar que al hacerlo en olla exprés mientras se hace da tiempo hacer bastantes cosas pues no es una preparación que exija estar pendiente de la sartén,del fuego etc. Como todo en cocina, hay mil maneras de   preparar el lomo de cerdo.Hoy os traigo una fácil de hacer,pero muy sabrosa y que se comerán con igual gusto grandes y pequeños. Otro día os haré una variante en frío. ¡Vamos a cocinar! 







Ingredientes

- 1 pieza de lomo de 1 kg (aprox)
- 1 cebolla
- 1 zanahoria
- 1 puerro
- 1/2 lata de tomate triturado
- 1 vaso de vino blanco (o de brandy)




Preparación

      Empezaremos por cortar las verduras (zanahoria ,lechuga y cebolla) grosso modo y reservarlas. Esta es una manera de hacer la salsa lo más sencilla posible,pero si queréis le podéis añadir más verduras.
      Lo primero que haremos será marcar la carne. Marcar una carne consiste en dar un golpe fuerte en el fuego para que la carne selle,cauterice y los jugos se queden dentro. Para ello echamos un chorrito de aceite de oliva en la olla y,cuando esté muy caliente,metemos la pieza entera procurando que se marque por todos los lados para que se selle bien.


                                                         (Hacer click en la foto para agrandarla)


     Añadimos a la olla las verduras troceadas y dejamos que pochen un poquito. Pasados unos minutos, agregamos el tomate triturado Con medio bote será suficiente. Es conveniente agregar en éste punto una cucharadita de azúcar para rebajar la acidez del tomate.
     Después de que el tomate y todas las verduras hayan estado unos minutos cocinándose,agregamos un vaso de brandy o uno de vino blanco (yo le puse vino,pero podéis añadir las dos cosas)


                                                         (Hacer click en la foto para agrandarla)

     Cuando el vino haya reducido cubrimos de agua la carne. Con eso será suficiente, nos reducirá bastante y al triturar la salsa nos quedará una salsa ligada y espesa.




     Tapamos la olla y,desde el momento en que empiece a pitar, contamos 20 minutos y retiramos del fuego. En olla super rápida la mitad de tiempo será suficiente (10 minutos).
     Pasado ese tiempo,sacamos el trozo de carne, lo dejamos enfriar un poco y ya podemos hacerlo filetes (en caliente la carne se puede quebrar con facilidad y será más difícil) Si queréis hacer unos filetes muy finos tendréis que dejar que la carne enfríe por completo en la nevera. Así se trabajarán mejor.



    Pasamos la salsa bien con la batidora. Si queréis que quede más fina la pasáis a continuación por un chino o un colador. Os aseguro que esta salsita es gloria pura.


     A la hora de servir, calentamos los filetes (bastará meterlos en su salsa a fuego suave unos minutos). Una vez calientes,ponemos en un plato y salseamos por encima. Como guarnición admite unas verduras braseadas o en menestra,unas patatas fritas o a lo pobre etc. A mí me gusta mucho con arroz blanco y así lo hice ésta vez. El sabor de la salsa le va muy bien al arroz. Como idea os sugiero que mientras hacéis la cena podéis hacer ésta receta que no implica mucho cuidado al hacerlo en la olla express y lo podéis guardar para el día siguiente,calentar y tenéis la comida lista en un periquete. Además, es uno de estos platos que está más rico al día siguiente, pues los sabores se han concentrado y potenciado. Nada más amigos. Espero que os guste ya me contaréis...Bon appétit.


Vídeo





Calorías por ración: 523 Kcal


     El cálculo está hecho sólo para un par de filetes gorditos (como los de la foto) o tres filetes finos. No tengo en cuenta la guarnición, que puede variar


sábado, 14 de diciembre de 2013

Tortilla de patatas chips

Introducción

         Hola amig@s
      Hoy os presento una receta sencilla. Se trata de una tortilla hecha con patatas chips. Si...¡La típica bolsa de patatas fritas!
      Ésta receta se le atribuye a Ferrán Adriá si bien hay una polémica al respecto,al menos en internet y hay gente que no piensa que sea así.
      Yo recuerdo perfectamente hace años en la tele al propio Adriá explicándolo y creo recordar que se lo atribuyó a sí mismo. Sea como fuere,lo cierto es que él fue quien la dio a conocer y la difundió.
      No obstante los que me seguís, sabéis que el origen exacto de las receta  me importa más bien poco y,en cualquiera de los casos, no creo que a Ferrán Adriá se le deba de criticar por ello.Más bien al contrario pues su filosofía consiste en desarrollar técnicas,ideas y difundirlas para que estén a disposición de todos y puedan desarrollar su creatividad,por tanto,si alguien lleva haciendo ésta tortilla o algo parecido toda la vida,pues ¡Bien por él!.
      Ésta es una receta para aprovechar el tiempo. Para ese día que llegamos a casa cansados y no sabemos qué hacer. Pues ese día podemos comer bien preparando una fantástica tortilla de patatas qué sabrá casi casi igual a las auténticas pero para la que emplearemos unos 10 minutos a lo sumo.
      Lo que si recuerdo de la entrevista a Adriá en la tele, fue que explicó algunos truquitos para que saliese bien. Eso lo vemos más adelante. Ahora nos pondremos el delantal y...¡A cocinar!







Ingredientes

- Una bolsa de patatas fritas
- 6 por 7 huevos
- Aceite de oliva,sal







Preparación

       La preparación no puede ser más sencilla,pero la idea es lo que realmente tiene valor.Se trata de aprovechar unas patatas que ya están fritas e hidratarlas con huevo para que cojan esa textura melosa de las patatas con las que,normalmente cuajamos una tortilla.
      Simplemente se trata de abrir una bolsa de patatas fritas chips. Echamos en un bol 6 o 7 huevos, los batimos enérgicamente y sobre ellos descargamos las patatas chips a las que procuraremos desmenuzar un poco con las manos. Tener en cuenta que ésta tortilla lleva más huevos que una tradicional en relacción a su tamaño pues los huevos deben hidratar y absorberán líquido. Como regla diría que le echéis las medidas indicadas (para 150-170 grs de patatas,unos 7 huevos). El truco para que salga bien,según Adriá, es dejar que esas patatas empapen bien al menos cinco minutos. Así conseguimos que la patata se hidrate.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)


      Si quisiéramos hacerla con cebolla, mientras las patatas se van empapando del huevo,podemos aprovechar para pochar media cebolla que añadiremos al final cuando la patata esté bien hidratada.
      Si queréis añadir unos pimientos morrones de lata o unos pimientos del piquillo, un poco de atún, chorizo o taquitos de jamón fritos, tampoco os será muy complicado ni os entretendrá mucho más.
      La hagamos con o sin cebolla, pasados esos 5-7 minutos, la patatas se habrán hidratado y sería el momento de añadirle la cebolla,los pimientos o el complemento que hayáis decidido.
      Probar ahora de sal.Tened presente que las patatas chips suelen venir "subidas" de sal por lo que es muy posible que no se necesite añadir,pero probar a ver.
      Es el momento de cuajar la tortilla. Ponemos una cucharada de aceite en una sartén y procedemos a cuajar la tortilla como cualquier otra (ver receta de la tortilla tradicional)

                                                      (Hacer click en la foto para agrandarla)

      En total,no invertiréis mas de 10 minutos en tener lista la cena....Bon appétit.

Calorías por ración: 420 Kcal
     El cálculo está hecho para un cuarto de la tortilla de una de 22 cm de diámetro como el que se ve en la foto.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Asadillo manchego

Intoducción

         Hola amig@s
      Hoy os traigo un plato de interior de esos que entroncan con la tradición,el clasicismo y un origen nada claro pero que parece perderse en la noche de los tiempos.
      Hay un tipo de cocina que nos evoca inmediatamente al interior de la península ibérica. Hoy os presento el asadillo,un plato de esa rica cocina castellano manchega en donde gachas,migas, carcamusas, atascaburras y otras recetas hunden su origen en los fogones de nuestras tatarabuelas y en las tatarabuelas de éstas.
      Como todo en cocina,cuanto mejor sean los productos que utilizamos tanto mejor será el resultado,pero no nos engañemos,este plato es más que apropiado para gastar esos pimientos que amenazan con ponerse malos en unos pocos días. De hecho,yo suelo hacer el asadillo en cuanto veo pimientos rojos a mitad de precio. Son esos pimientos que no terminan de conservar todo su esplendor y que los fruteros aprovechan para vender rebajados porque saben que en 4 o 5 días no podrán venderse.No se trata de pimientos que estén pochos...simplemente han perdido tersura...y yo me aprovecho de ello.
      Vamos a los fogones.




Ingredientes

- 4 Pimientos rojos
- 4 Tomates
- 2 Dientes de ajo
- 1 Cucharadita de cominos molidos
- 2 o 3 huevos cocidos
- Sal y aceite de oliva





Preparación

      Comenzamos por asar los pimientos poniéndolos sobre una bandeja de hornear simplemente con un chorrito de aceite y un poco de sal. Los dejamos en el horno hasta que estén hechos (unos 45 minutos). Una vez hechos los dejamos enfriar y los pelamos con un poquito de paciencia,eliminando con cuidado las pepitas. Yo suelo pelarlos encima de un colador puesto en un bol.La razón es que el jugo de los pimientos se utiliza en la elaboración del plato.

                                                        (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Mientras se asan los pimientos podemos aprovechar para preparar el resto de ingredientes.
      Los tomates los escaldamos para pelarlos mejor. Para ello les hacemos un pequeño corte en forma de cruz y los introducimos un minuto en agua hirviendo. Una vez escaldamos los sacamos a un bol con agua fría para cortarles la cocción. Hecho ésto los pelaremos con toda facilidad.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)

      La finura del plato requiere que a los tomates les quitemos las pepitas. Para ello los cortamos en 4 y salen fácilmente (podéis sustituir los tomates frescos por una lata de tomate triturado)
      Picamos muy fino dos dientes de ajo.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Cuando tenemos todo preparado comenzamos a cocinar nuestro asadillo. En una sartén echamos un par de cucharadas de aceite de oliva. Incorporamos el ajo picado,el tomate y una cucharadadita  de comino molido. Rehogamos todo el conjunto durante unos diez minutos machacando con la cuchara de madera el tomate para que vaya deshaciéndose lentamente incorporando el sabor del ajo y el comino.
      Cuando el tomate esté hecho,incorporamos el pimiento (con su caldito) y dejamos que reduzca y evapore otros 10 minutos mas o menos.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Cuando esté hecho le incorporamos un par de huevos cocidos muy picaditos y ya está listo para servir.
      El asadillo se puede consumir en caliente acompañando una carne o un pescado como guarnición o en frío,como si de una ensalada se tratase o como guarnición fría de un escabeche,por ejemplo.
      Una vez preparado lo podemos consumir de muchas maneras.Además,bien tapado en un tarro hermético nos puede durar una semanita al menos en buenas condiciones (si no os lo coméis antes jejeje).
      Bueno,espero que lo pongáis en práctica y me contéis...Bon appétit.

Calorías por ración: 160 Kcal

domingo, 24 de noviembre de 2013

Albóndigas caseras en salsa con patatas

Introducción

         Hola amig@s
      Hoy os traigo un plato clásico con aroma a cocina de la abuela. Recetas de albóndigas debe de haber tantas como cocineros. No obstante,ésta que hoy os presento, debe de ser de las más clásicas que puede haber y seguro que las habréis consumido en casa o fuera (al menos los residentes en España). Los matices que cada cual le quiera dar a la receta deriva del tipo de carne utilizado y de los ingredientes que le queráis añadir a la salsa.
      Básicamente consiste en hacer unas albóndigas a la manera tradicional,freírlas y hacer un fondo para crear la salsa en la que coceremos las patatas y las albóndigas.
      Pero vamos por partes,que todo lo veremos en su momento. Saber que resulta un plato contundente que se puede tomar como plato único y de hecho nuestras abuelas y madres concibieron el plato como una manera de comer carne con patatas (normalmente con muchas patatas) que,de ese modo,rendía mucho y daba de comer a una familia entera.
      Yo os muestro mi versión,que he de deciros que es la que hacía mi madre y la que recuerdo haber comido desde pequeño. Sé que en cada casa se le quita o añade ingredientes al gusto de cada cual sin que la esencia del plato varíe demasiado. Por último deciros que yo suelo utilizar la carne picada mezclada al cincuenta por ciento cerdo y ternera, pero se puede hacer con la carne que queráis.Vamos a ver como se hace.




Ingredientes

- Medio kilo de carne picada
- 100 gr de miga de pan
- 2 huevos
- 1 diente de ajo
- Perejil picado
- 50 gr de pan rallado
- 1 cebolla
- 2 patatas grandes
- Unas hebras de azafrán
- Harina,leche y aceite para freír





Preparación

      Comenzaremos por poner en un bol la miga de pan y mojarla en leche hasta que se empape. Añadimos la carne picada y mezclamos bien.

                                                        (Hacer click en la foto para agrandarla)

Agregamos un majado que habremos hecho con ajo y perejil con una cucharada de aceite de oliva. Seguimos mezclando.
      Batimos 2 huevos y los añadimos al compuesto mezclando bien todo. Por último le agregamos el pan rallado hasta que la carne quede con la consistencia necesaria para ir formando las albóndigas.

                                                      (Hacer click en la foto para agrandarla)


      Vamos moldeando las bolas y las pasamos por harina. Una vez que tenemos todas las albóndigas formadas las freímos en abundante aceite pasándolas después a papel absorbente como siempre hacemos para eliminar el aceite sobrante.

                                                      (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Para formar la salsa picamos la cebolla y la sofreímos con un pellizco de sal para que sude hasta que esté dorada. Cuando está dorada le agregamos unas hebras de azafrán y el agua (un litro aproximadamente). Yo le añado sólo agua pero si queréis ponerle un caldo que tengáis de carne a o de pollo ,adelante. Incluso algunas veces he probado a ponerle una pastilla de caldo concentrado. El resultado es un sabor más fuerte e intenso. No obstante se desvirtúa un poco el sabor del guiso tradicional que ya coge bastante sabor cuando se cuecen en él las albóndigas.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)


      Pasamos la salsa con una batidora y,cuando esté hirviendo le agregamos las patatas peladas y cortadas haciendo "crack" al final para que suelte el almidón y vaya engordando la salsa. Las dejamos que cuezan una media hora.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)
      Cuando hayan pasado unos 20 minutos y a la patata le quede poco por hacerse le añadimos las albóndigas dejando que cuezan todos los ingredientes juntos los últimos 10 o 15 minutos.
      Dejamos que repose fuera del fuego otros 5 minutos y ya las tenemos listas para servir...Bon appétit.

Calorías por ración: 400 Kcal
      El cálculo está hecho para una ración moderada (más o menos como la que viene en la foto). De utilizar un plato  "mas colmado" habréis de sumar unas 200 Kcal. Por supuesto,el pan que se consuma habría que sumarlo


miércoles, 13 de noviembre de 2013

Bienmesabe

Introducción

         Hola amig@s
      El bienmesabe o cazón en adobo es una receta típica de la provincia de Cádiz cuyo protagonista es el cazón (Galeorhinus galeus),un tiburón de mediano tamaño conocido también como caella o tiburón vitamínico. La receta está muy popularizada en toda España merced a que el tiburón congelado se ha popularizado en todos los supermercados y es muy fácil de encontrar a un precio muy bajo.
      No obstante hay que ser cuidadoso con ésto y os haré un inciso. Lo que encontramos congelado viene etiquetado como prionace glauca. Éste pez no es el cazón sino otro tiburón: la tintorera o tiburón azul, un escualo muy abundante en todos los mares y de un tamaño parecido al cazón. No obstante (y ésto es una opinión personal) me extraña bastante que todo lo que consumamos sea tintorera. Más bien me parece que cualquier tiburón capturado y de un tamaño similar sea etiquetado "comercialmente" como tintorera.
      De todos modos los que vivís en el litoral andaluz creo que podéis encontrar el cazón fresco en los mercados.
      Por último deciros que no hay que confundir el cazón en adobo o bienmesabe con un postre del mismo nombre (bienmesabe) que es típico de Gran Canaria y de Andalucía y que también se puede encontrar en Baleares.





Ingredientes

- 3 rodajas de cazón
- 1 vaso de vino blanco
- 5 dientes de ajo
- Medio vaso de vinagre
- 2 hojas de laurel
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 1 cucharadita de cominos molidos
- 1 cucharada de orégano
- 2 pellizcos generosos de sal gorda
- Harina (para rebozar)



Preparación


      El cazón y todos los tiburones son peces cartilaginosos por lo que no tienen espinas. Nos encontraremos un cartílago a modo de columna vertebral.
      Sacamos y troceamos la carne limpia de cartílago y la vamos echando a un bol. Añadimos 4 dientes de ajo a los que habremos dado un golpe con el cuchillo para romperlo ligeramente. El otro diente de ajo a mi me gusta picarlo muy fino y añadirlo. Rompemos las dos hojas de laurel y se la agregamos.

                                                     (Hacer click en la foto para agrandarla)


      A continuación le agregamos el pimentón dulce,los cominos y el orégano y mezclamos bien dando unas vueltas al pescado. Le agregamos el vinagre y el vino y dejamos que macere unas horas. Yo lo suelo dejar de un día para otro o al menos,si lo voy a cenar,lo adobo por la mañana.

                                                     (Hacer click en la foto para agrandarla)
   
      Cuando vayamos a freír el pescado lo sacamos a un colador para escurrirlo bien. A continuación los enharinamos utilizando el truquito de la bolsa de plástico que os enseñé en la receta de gallos fritos




                                                    (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Freímos los trozos bien escurridos en aceite de oliva bien caliente y sacamos los trozos fritos a papel absorbente para eliminar el exceso graso.

                                                     (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Y ya lo tenemos listo para servir con un poco de ensalada,o como parte de una fritura de pescado. Resulta un aperitivo excelente o un segundo plato de categoría....Bon appétit.

Calorías por ración: 248 Kcal








viernes, 25 de octubre de 2013

Wrap de pollo empanado

Introducción

         Hola amig@s
      El wrap es una versión del burrito  relleno de lo que normalmente encontramos en un sandwich y para el que se utiliza  unas tortillas planas tipo a las mexicanas.
      Actualmente se encuentran éste tipo de tortillas en los supermercados por lo que hoy os traigo una idea que resulta muy práctica a la hora de preparar una cena rápida y divertida.
      Yo os presento la idea para que vosotros la desarrolléis de mil maneras. Hoy la he rellenado de ensalada y pollo empanado. ¿Que preferís el pollo a la plancha y así le ponéis menos calorías al plato?...¡Adelante! Pero ésta es una idea que admite mil y una formas. Rellenarlo de lo que querías: carne mechada,pavo,ternera,pringá del cocido,salmón ahumado,surimi,reina pepiada...Ponerle lo que se os ocurra (mahonesa,guacamole,salsa barbacoa,ketchup,hummus)...añadirle pepinillos picados,cebolla,lechuga,alcaparras,tomate,queso de cabra u otro (el de vuestra zona)....como os digo miles de formas distintas. Si queréis algo rico y simple probar a rellenarlo de jamón york,bacon y queso. Lo enrolláis,lo metéis un par de minutos al microondas ¡Y tenéis cena,merienda,tentempié...!
      Por último deciros que ésta receta está dedicada a las madres que se pasan trabajando todo el día y que cuando llegan a casa tienen que seguir trabajando. A esas mujeres abnegadas que cuando,agotadas, se enfrentan a la incógnita de qué hacer de cena, piensan en algo que no les lleve mucho tiempo pues a esas horas les quedan pocas fuerzas. Y que tan sólo piden a cambio de tanto esfuerzo una sonrisa de sus hijos.
A esas mujeres a las que la sociedad les debe tanto y tan poco les suele reconocer. A esas madres que merecen especial reconocimiento cuando ellas dan enteras sólo.......sólo su vida.
      Sé que hay algún padre que también se ocupa de las labores del hogar en igualdad. No cómo "ayuda" a la mujer sino porque entienden que la obligación no es del uno o del otro sino de ambos. A ellos también se lo dedico,pero por desgracia son los menos,por eso ésta receta va para ellas....esas heroínas anónimas que llamamos madres.
     Vamos a preparar el wrap.





Ingredientes (4 personas)

- 4 filetes de pollo
- 4 tortillas de trigo (tipo mexicanas)
- 1 lechuga
- 1 tomate
- 1 cebolla
- Huevo y pan tallado
- Mahonesa,ketchup y mostaza





Preparación

      La preparación es muy sencilla. Tan sólo hay que pedirle al pollero que nos haga filetes la pechuga. Los empanamos pasando los filetes por huevo y pan rallado.


       Freímos  los filetes en abundante aceite y los sacamos a un plato con papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.



      A mi me gusta sofreír un poco de cebolla para que se quede melosa,pero si la preferís en crudo,vosotros mismos.



      Lavamos y cortamos la lechuga y los tomates y con todos los ingredientes preparados vamos montando nuestros wraps.
      Empezamos cogiendo una tortilla. En ella ponemos la lechuga,el tomate en rodajas y la cebolla sofrita,le rociamos con las salsas (en mi caso mahonesa,ketchup y mostaza) y encima de esa cama depositamos un filete empanado. Podemos ponerlo entero o troceado,a vuestro gusto.



      Ya sólo nos queda enrollar los wraps y llevarlos a la mesa. Para facilitar su manejo le podéis poner en un extremo una cinta de papel aluminio. Otro detalle que podéis hacer es si queréis que las tortillas estén calientes es meterlas en el microondas un minuto antes de montar los wraps. En total no os llevará más de 15 minutos preparar una cena para 4,5 o 6 personas pues montar los wraps se lleva muy poco tiempo.....Bon appétit.

Calorías por ración: 515 Kcal

domingo, 20 de octubre de 2013

Pintas con arroz

Introducción

         Hola amig@s
      El tiempo más frío va llamando a la puerta y con él los platos calientes se imponen en el interior peninsular.La gastronomía española es rica en potajes,guisos,estofados,cocidos y similares que constituyen lo que coloquialmente se da en llamar "plato de cuchara".
      Hoy vamos a preparar algo muy casero y rico,las pintas con arroz. La inmensa variedad de judías que nos proporciona la huerta hace que las posibilidades de nos ofrezcan sean casi infinitas. El plato que hoy os traigo se realiza tradicionalmente con éste tipo de judía llamada "pinta" y que es de una textura cremosa en boca insuperable.
      Al ser un guiso clásico hay muchas maneras de hacerlo y todas llevan mas o menos al mismo punto. No obstante entre un buen guiso y la excelencia hay un paso que se aprecia en la mesa. Se podrían hacer una pintas con arroz cociéndolas con una hoja de laurel y una cabeza de ajo,añadiendo un sofrito sencillo al final y,por último el arroz (y quedarían buenas),pero vamos a darnos un festín y vamos a hacerlas con el cariño que merecen (otro día os enseñaré a hacer éste mismo plato pero con alubias de bote,para cuando no hay tiempo).
      A mi me gusta echarle a éste plato unos trozos de magro de cerdo (o costillas), su chorizo y su morcilla. El resultado es mucho más sabroso.
      Por último apuntaros que las judías se han de cocer con el agua fría por lo que yo lo que hago es que el caldo en el que las voy a cocer lo preparo el día de antes y así está frío. La razón es que le echo dos   huesos de jamón y éste tiene una cocción más prolongada que las judías por lo que si se cuecen al tiempo ni el jamón ha soltado todo su sabor ni siquiera está tierno para comer.
      Vamos a cocinar.


   


Ingredientes (4 personas)


- 250 gr de judías pintas
- 50/75 gr de arroz
- 2 huesos de jamón
- 1 morcilla
- 1 chorizo
- 2 cebollas
- 1 zanahoria
- 1 diente de ajo
- 200 gr de magro de cerdo
- pimentón dulce
- aceite de oliva
- 1 hoja de laurel (opcional)



Preparación

      Como os contaba en la introducción, éste plato se ha de comenzar forzósamente el día de antes. Pondremos las judías en remojo la víspera. En cuanto al caldo,ya os he dicho porqué lo hago el día de antes. Para hacerlo le hecho dos de jamón,una cebolla entera,una zanahoria y alguna verdura más que encuentre en la nevera. Hoy tenía un calabacín gigante y le eché cuatro trozos grandes. Se deja que cueza y se retiran todas las impurezas que suben a la superficie. Dejamos todo una media hora desde que empieza a pitar la olla exprés (la mitad para las super rápidas). La verdura se elimina después de la cocción. Se cuela el caldo y se desecha la verdura. El jamón se extrae del hueso y se reserva para finalizar el plato.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Al día siguiente,ya con el caldo frío y las judías hidratadas comenzamos nuestra receta echando en una olla exprés la judías y una hoja de laurel. Como el chorizo que le puse admite una cocción larga sin deshacerse,se lo añadí también. Si utilizáis un chorizo menos duro no lo pongáis hasta más adelante. Cubrimos las judías con agua o caldo a ras de su altura (justo que las cubra)
      A las judías, para que salgan tiernas hay que  asustarlas (o espantarlas). Esto consiste en cubrirlas con agua (caldo en mi caso) y cuando empieza el agua a hervir le añadimos mas agua fría para cortar el hervor. Esto lo hago dos veces.
      Una vez que tenemos las judías espantadas le añadimos la carne,el resto del caldo (debe ser muy caldoso pues después el arroz se beberá bastante caldo) , llevamos a ebullición y desespumamos todas las impurezas.
      Una vez limpias de impurezas,tapamos la olla y dejamos que cueza 20  minutos desde que empieza a pitar (el tiempo de cocción de las judías puede variar en función de la cosecha,marca,etc...)
      Mientras las judías se van haciendo preparamos el sofrito con un diente de ajo y una cebolla. Picamos ambos y en una sartén echamos una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté caliente doramos el ajo y cuando está doradito añadimos la cebolla,salándola un poco para que sude.

                                                    (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Cuando la cebolla se quede transparente le ponemos una cucharada de pimentón dulce. Lo movemos fuera del fuego e inmediatamente le agregamos un cazo de nuestro caldo (o agua). Yo,éste sofrito lo paso por la batidora. Si no lo vais a pasar y no queréis encontraros la verdura,cortarla más pequeña y dejar que cueza el sofrito con las judías desde el principio (así desaparecerán)

                                                  (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Cuando han pasado los 20 minutos de cocción de las judías,las destapamos y agregamos el sofrito. Dejamos que se mezclen los sabores un par de minutos y retiramos del fuego. Con ésto las judías estarían hechas. Yo hice el doble de lo que necesitaba. Por eso retiré la mitad de las judías y la mitad del caldo y reservé para otra vez. Este preparado se puede congelar y para otra ocasión tan sólo habremos de descongelar y agregarle el arroz.
      Éste plato está mucho más bueno de un día para otro. Si tenéis tiempo, hacerlo así. De lo contrario, agregar un par de puñados de arroz a la cazuela. Hay que tener cuidado para que no se nos pegue ni el arroz ni las judías. Para ello,hay que cocer a fuego lento el arroz. Ello nos llevará una media hora más o menos. De vez en cuando ( y con mucho cuidado para no romper nada) remover levemente todo. Cuando queden 10 minutos,agregamos la morcilla y el jamón que habíamos extraído del hueso y que teníamos reservado.

                                                      (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Al finalizar el guiso,dejar que todo repose otros cinco minutos al menos. Y ya tenemos nuestra receta lista para llevar a la mesa.
      La diferencia entre hacer arroz blanco y mezclarlo después o cocinarlo dentro del guiso de judías es enorme. Lleva más tiempo,pero merece la pena....Bon appétit.

Calorías por ración: 521 Kcal