viernes, 19 de julio de 2013

Pollo al chilindrón

Introducción

         Hola amig@s
      Hay platos que te trasladan a la niñez por la vía rápida. Este es el caso que hoy os presento: el pollo al chilindrón, plato de origen aragonés y que mi madre,manchega de pura cepa, lo hacía en casa. No sé quién se lo enseñó pero el caso es que era una receta que en casa disfrutábamos de lo lindo. Ella lo preparaba de modo algo distinto a cómo os lo voy a presentar. Era otra manera de cocinar. Los guisos llevaban mucho caldo para "mojar pan"...y eso hacíamos.
      A mi me gusta,y creo que por ahí va la cocina de hoy, que los guisos lleven poca salsa. Concentrar los sabores y que la salsa sea mas un néctar divino en donde disfrutar tres o cuatro trozos de pan  que un caldo con el sabor más diluido en donde zambullir una barra entera de pan. Creo que es más rico y sano lo primero....pero eso va en gustos.
      Confieso que el recuerdo de prepararlo que tenía era muy difuso y hace mucho que no lo hacía. Así que me dí una vuelta por varios blogs,libros de cocina regional y YouTube y ésto es lo que salió.
      Os aseguro que estaba buenísimo. Las verduras,después de hacer la foto de la muestra la pasé por la batidora y el chino obteniendo el néctar deseado. Es una opción. A mi me gusta con las verduras enteras y pasadas. En éste caso mandaron mis hijas, que prefieren no encontrarse con cebolla y pimientos enteros.





Ingredientes

- 1 pollo entero troceado
- 1 cebolla
- 1 pimiento verde
- 1 pimiento rojo
- 4 tomates maduros
- 4 dientes de ajo
- 1 vaso de vino blanco
- 1 hoja de laurel
- 100 gr de jamón serrano
- Sal,pimienta,pimentón y agua



Preparación

      Le pediremos al pollero que nos trocee el pollo,de lo contrario nos tocará a nosotros hacerlo. Lo salpimentamos.
      Trocearemos los dos pimientos y la cebolla y rallamos los tomates. También se pueden escaldar y trocear pero yo lo hice así pues se lo vi hacer al chef José Andrés y me pareció buena idea.



      En un cazuela echamos un chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente doramos el pollo. Cuando esté doradito lo retiramos del fuego y reservamos.
      En la misma cazuela rehogamos la cebolla y los pimientos con una hoja de laurel. Mientras se van rehogando picamos los dientes de ajo que se los añadiremos cuando las verduras empiecen a estar melosas.
      Cuando el ajo tome un poco de color le añadimos el jamón en taquitos o trozos pequeños (se me olvidó en la foto)




      Lo rehogamos un poco y le añadimos una cucharada de pimentón (siempre mejor si es de la Vera). Rehogamos minimamente pues el pimentón se quema enseguida. Esta operación es mejor hacerla fuera del fuego para evitar que se queme el pimentón. De todas formas enseguida añadimos el vino blanco y devolvemos al fuego. Dejamos que reduzca un poco y añadimos los tomates rallados.




      En éste punto volvemos a meter el pollo en la cazuela y lo cubrimos con agua (si tenemos un caldo de ave no sólo le va bien sino que lo enriqueceremos)


      Dejamos a fuego medio que reduzca el caldo unos 15 minutos. Probamos de sal por si tenemos que rectificar y ya está listo para servir. Yo le acompañé de unas patatas fritas pero eso ya,a vuestro gusto...Bon appétit. 


Calorías por ración: 385 kc
      El cálculo se refiere sólo al plato en si. La guarnición se habrá de calcular aparte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada