domingo, 21 de julio de 2013

Conejo en salmorejo canario

Introducción

         Hola amig@s
      Hace años coleccioné unos libritos de cocina internacional que salían con el diario "el país". En los libros de España,cuatro tomos divididos por provincias, descubrí una receta que me llamó la atención enseguida. Era el conejo en salmorejo,típico de las Islas Canarias. Me llamó la atención porque ya conocía el salmorejo cordobés y me chocó ver una carne "sumergida" ahí. Así descubrí que hay tres versiones de salmorejo. El cordobés que es una sopa fría,el extremeño que es una ensalada y el canario que es un adobo.
      Antes de nada diré que el que tenga reparos en consumir conejo puede hacer lo mismo con pollo o con cerdo. Yo lo hago también con pollo pues a mis hijas les gusta más que el conejo. No obstante hoy utilice conejo por ser la receta más genuina.
      Por último,que sepáis que fuera de las islas canarias os será muy difícil encontrar pimientas piconas,típicas de las islas y materia prima del mojo picón y que también lleva ésta receta. No os preocupéis pues se puede sustituir por guindillas cayenas,chiles rojos picantes etc,depende del lugar del mundo en donde residáis.
      La receta es sencilla y muy rica...vamos a verla.



Ingredientes

- 1 conejo
- 6 dientes de ajo
- 1 cucharadita de cominos molidos
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 1 pimienta picona ( o 1 cayena)
- 1 vaso de vino blanco
- 1 hoja de Laurel
- 4 cucharadas de vinagre
- Aceite de oliva
- Un puñado de sal gorda
- Tomillo y romero



Preparación

      Pediremos al carnicero que nos trocee el conejo o lo haremos nosotros si no hay más remedio.
      En un mortero meteremos los dientes de ajo troceados,la pimienta picona (en mi caso cayena) y un puñado de sal gorda. Majamos bien y cuando lo tengamos bien "mareadito" le incorporamos los cominos y el pimentón. Mezclamos bien y añadimos dos cucharadas de aceite de oliva. Integramos bien todos los ingredientes.



      Cuando tengamos el majado bien hecho,metemos en un bol amplio el conejo troceado.Lo espolvoreamos de romero y tomillo (hay quién le añade orégano también,yo no) y le añadimos el majado y el vino blanco. Removemos bien para que todo el adobo se mezcle bien e impregne a toda la carne por igual.
      Una vez que tengamos hecho ésto,lo tapamos y lo dejamos reposar en la nevera unas horas. Mi recomendación,que es cómo yo lo hago, es que lo dejéis de un día para otro. Yo he comido el conejo hoy mismo y el adobo lo dejé hecho ayer a la noche.



      Al día siguiente saco las tajadas a un colador para que escurran y no perder la salsa. Ponemos aceite en una sartén y vamos friendo las tajadas sacándolas a un plato con papel para absorber el exceso de aceite.
      Cuando las tengamos todas fritas las pasamos a una cazuela en donde añadiremos todo el adobo y reduciremos a fuego medio 10 minutos hasta que la salsa quede ligada. Yo utilizo una cazuela de barro porque me parece que queda mejor.


      Ya sólo nos queda emplatar. Yo hoy lo acompañé con un puré de patatas al que adorné con un toque de mojo picón que me pareció que maridaba perfectamente. Y el resultado me dio la razón... Bon appetit.

Calorías por razón: 335 kcal
      El cálculo es sólo para el conejo,teniendo en cuenta que un conejo puede rendir al menos para 5 raciones. La guarnición va aparte así como una mayor ingesta.

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada