domingo, 1 de diciembre de 2013

Asadillo manchego

Intoducción

         Hola amig@s
      Hoy os traigo un plato de interior de esos que entroncan con la tradición,el clasicismo y un origen nada claro pero que parece perderse en la noche de los tiempos.
      Hay un tipo de cocina que nos evoca inmediatamente al interior de la península ibérica. Hoy os presento el asadillo,un plato de esa rica cocina castellano manchega en donde gachas,migas, carcamusas, atascaburras y otras recetas hunden su origen en los fogones de nuestras tatarabuelas y en las tatarabuelas de éstas.
      Como todo en cocina,cuanto mejor sean los productos que utilizamos tanto mejor será el resultado,pero no nos engañemos,este plato es más que apropiado para gastar esos pimientos que amenazan con ponerse malos en unos pocos días. De hecho,yo suelo hacer el asadillo en cuanto veo pimientos rojos a mitad de precio. Son esos pimientos que no terminan de conservar todo su esplendor y que los fruteros aprovechan para vender rebajados porque saben que en 4 o 5 días no podrán venderse.No se trata de pimientos que estén pochos...simplemente han perdido tersura...y yo me aprovecho de ello.
      Vamos a los fogones.




Ingredientes

- 4 Pimientos rojos
- 4 Tomates
- 2 Dientes de ajo
- 1 Cucharadita de cominos molidos
- 2 o 3 huevos cocidos
- Sal y aceite de oliva





Preparación

      Comenzamos por asar los pimientos poniéndolos sobre una bandeja de hornear simplemente con un chorrito de aceite y un poco de sal. Los dejamos en el horno hasta que estén hechos (unos 45 minutos). Una vez hechos los dejamos enfriar y los pelamos con un poquito de paciencia,eliminando con cuidado las pepitas. Yo suelo pelarlos encima de un colador puesto en un bol.La razón es que el jugo de los pimientos se utiliza en la elaboración del plato.

                                                        (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Mientras se asan los pimientos podemos aprovechar para preparar el resto de ingredientes.
      Los tomates los escaldamos para pelarlos mejor. Para ello les hacemos un pequeño corte en forma de cruz y los introducimos un minuto en agua hirviendo. Una vez escaldamos los sacamos a un bol con agua fría para cortarles la cocción. Hecho ésto los pelaremos con toda facilidad.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)

      La finura del plato requiere que a los tomates les quitemos las pepitas. Para ello los cortamos en 4 y salen fácilmente (podéis sustituir los tomates frescos por una lata de tomate triturado)
      Picamos muy fino dos dientes de ajo.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Cuando tenemos todo preparado comenzamos a cocinar nuestro asadillo. En una sartén echamos un par de cucharadas de aceite de oliva. Incorporamos el ajo picado,el tomate y una cucharadadita  de comino molido. Rehogamos todo el conjunto durante unos diez minutos machacando con la cuchara de madera el tomate para que vaya deshaciéndose lentamente incorporando el sabor del ajo y el comino.
      Cuando el tomate esté hecho,incorporamos el pimiento (con su caldito) y dejamos que reduzca y evapore otros 10 minutos mas o menos.

                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)

      Cuando esté hecho le incorporamos un par de huevos cocidos muy picaditos y ya está listo para servir.
      El asadillo se puede consumir en caliente acompañando una carne o un pescado como guarnición o en frío,como si de una ensalada se tratase o como guarnición fría de un escabeche,por ejemplo.
      Una vez preparado lo podemos consumir de muchas maneras.Además,bien tapado en un tarro hermético nos puede durar una semanita al menos en buenas condiciones (si no os lo coméis antes jejeje).
      Bueno,espero que lo pongáis en práctica y me contéis...Bon appétit.

Calorías por ración: 160 Kcal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada