sábado, 4 de abril de 2015

Torrijas al licor de chocolate



Introducción

         Hola amig@s
      Hace poco tiempo que publiqué la forma de hacer baileys casero  y se me ocurrió que empapar unas rebanadas de pan en él para conseguir unas torrijas borrachas no sería mala idea. Pensé en publicar el bayleys primero para enlazar ésta entrada con aquella. Pero ocurrió que, antes de haber publicado mi baileys casero, Fátima, una compañera de trabajo que también tiene un blog de cocina , publicó un licor de chocolate que bebe de la misma esencia. Yo la comenté que su licor de chocolate me parecía mejor aderezo para mis torrijas borrachas que el licor de baileys y así nació ésta receta. Sentado en mi mesa de trabajo...muy lejos de una cocina.
      Le conté mi idea a Fátima ese mismo día y, tanto le gustó, que las hizo en su casa para su familia con "gran éxito de crítica y público". Ella me contó que estaban riquísimas, aunque un poco fuertes. La idea, pues, es rebajar el licor de chocolate agregándole algo mas de leche para conseguir una torrija suave que tenga un delicado aroma del licor.
      Ahora que ya he probado a hacerlas yo mismo ( y a degustarlas) os dejo la receta que salió.
     ¿Os seduce la idea?.... pues antes de pasar a la acción, habré de advertiros que si os coméis varías, mejor no conducir...puede que deis positivo jejeje
      Con las cantidades que os he puesto, a mi me salieron 16 torrijas y son orientativas. Cada cual que vaya calculando según los ingredientes de que disponga. Recordar que lo mas importante es que el liquido que se disponga empape bien las torrijas. Mejor hacer alguna menos a que no estén bien mojaditas todas.
      La receta de las torrijas tradicionales las encontráis pinchando aquí.  
      Y ahora, ¡Todos a la cocina!





     


Ingredientes


- 2 vasos de leche desnatada
- 1 vaso y medio de licor de chocolate
- 4 cucharadas de azúcar
- 1 palito de canela en rama
- 1 cucharada de canela en polvo
-  Peladura de naranja
- Unas gotas de zumo de naranja
- 3 Huevos







Preparación


      Para preparar nuestras torrijas borrachas comenzaremos por juntar la leche y el licor en un cazo junto con una rama de canela y un par de peladuras de naranja.





      Nuestro licor casero tiende a espesar un poco cuando está frío debido al chocolate fondant que contiene. Para que moje mejor nuestras torrijas y rebajar su contenido alcohólico lo diluimos así, dejando que cueza un poco sin que llegue a hervir.
     Cuando está caliente, lo reservamos y le estrujamos unas gotas del zumo de naranja, cuya función es la de potenciar el sabor.





      Retiramos la rama de canela y la piel de la naranja y apartamos del fuego y mientras enfría un poco vamos cortando nuestras rebanadas de pan y colocándolas en la fuente en las que las empaparemos bien. Ese es el secreto de una buena torrija.



                                                         (Hacer click en la foto para agrandarla)



      Mientras absorben bien el líquido preparamos en un bol la mezcla de canela en polvo y azúcar, mezclando bien.



                                                         (Hacer click en la foto para agrandarla)



       También batimos bien tres huevos para rebozar las rebanadas y las pasamos bien por el huevo.
     Preparamos una sartén con aceite abundante. Cuando el aceite esté bien caliente freímos nuestras torrijas medio minuto de cada lado y las sacamos a papel absorbente para que suelten el aceite sobrante.


                                                       (Hacer click en la foto para agrandarla)


      A continuación, espolvoreamos por encima y las dos caras de la torrija, el preparado de azúcar y canela que teníamos en un bol.





     Y ya tenemos nuestras torrijas borrachas listas para comer, calentitas o frías. Como queráis....Bon appétit.
   



Vídeo






Calorías por ración:  130-150 Kcal
(Cada torrija)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada