domingo, 26 de abril de 2015

Falso chucrut



Introducción


         Hola amig@s
      Hoy os voy a mostrar cómo hacer un chucrut falso parecido al original.
      El chucrut, es un preparado fermentado de col o repollo, tradicional en la gastronomía del este de Europa, siendo muy popular en Rusia, Alemania, Hungría, Polonia etc... 
      Puede que el chucrut sea una de las pocas recetas que no sé si un día me atreveré a hacer (ya veremos...). La razón es que ésta preparación requiere técnica y, sobre todo, tiempo ya que lleva un proceso de fermentación lento que puede llevar un mes o más.
      Con éste falso chucrut vamos a conseguir un resultado similar que nos va a venir de perlas para servir los tradicionales codillos o salchichas alemanas acompañados de puré de patatas aunque viene bien también para acompañar otras carnes y embutidos que es la forma en la que tradicionalmente se consume. En una de las fotos que os aporto, me sirvió para acompañar un churrasco a la plancha y en otra, unas salchichas.
      Bueno, nos ponemos el delantal y nos vamos a los fogones.







Ingredientes

- Un repollo liso o col blanca
- Pimienta en grano
- Sal gorda
- Un vaso de vino blanco
- Vinagre








Preparación

      Para preparar nuestro falso chucrut cortamos en juliana finita nuestro repollo liberándolo antes de las partes duras del tallo.


                                                             (Hacer click en la foto para agrandarla)



      A continuación preparamos una sartén grande, tipo wok ( ya que todo el repollo nos ocupará un gran volumen). Le echamos un poco de aceite de oliva (unas tres cucharadas), y cuando está caliente echamos nuestro repollo con unos 10-15 granos de pimienta negra y un par de pellizcos generosos de sal gorda.
      Vamos dejando que vaya cocinándose poco a poco. Irá perdiendo el volumen a medida que el repollo suelte agua.
      Cuando haya mermado un poco, echamos el vaso de vino y un buen chorro de vinagre.
      Dejamos que reduzca todo hasta que se nos quede "seco".


                                                             (Hacer click en la foto para agrandarla)


      En éste punto hay quien recomendará que el repollo no empiece a dorar para que guarde mas el aspecto y el sabor del original. Yo, sin embargo, dejo que el repollo tueste ligeramente y adquiera ese sabor que dan los alimentos ligeramente tostaditos.



      Vosotros darle el punto que mas os guste, el caso es que, cuando el repollo nos quede seco, habrá concluido la receta. Si os sobra chucrut podéis meterlo en un tarro con agua y vinagre y os aguantará, así conservado en la nevera,  al menos dos meses.




      Cuando lo volváis a reutilizar solo tendréis que escurrir el repollo del líquido y darle un "golpe de sartén" o meterlo al microondas y tendréis vuestro chucrut listo.
      Bon apéttit.







Vídeo





Calorías por ración: 93 Kcal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada