domingo, 9 de marzo de 2014

Paté de coral de centollo....¡Sin centollo!

Introducción

         Hola amig@s
      Un trampantojo en cocina es un "engaño divertido ".Se trata de conseguir engañar los sentidos del comensal.Se presenta un plato que parece algo conocido pero lo que nos encontramos al comerlo es otra cosa: está bueno pero no sabe a lo que parece. Os pondré un ejemplo. Imaginar que,con pericia y unos moldes, hacemos un postre en forma de huevo frito.La yema podría ser un flan con esa forma y la clara una gelatina de coco....pero en la mesa lo presentaríamos como un huevo frito ( no descartéis,ya que se me acaba de ocurrir, que termine haciéndolo y lo publique aquí )
      En otras ocasiones se trata de engañar al gusto. Éste seria el caso de la receta de hoy.Vamos a hacer algo que todo el mundo reconoce ¡Pero sin utilizar la materia prima con la que está hecho!
      Hace años,escuchaba la radio mientras conducía. En el programa participaban los oyentes dando recetas de estás que te sacan de un apuro en un minuto. Un señor dio ésta receta y me llamó la atención,la apunté en un papel aprovechando un semáforo  y la hice ese fin de semana. ¡Lo más sorprendente es que funcionaba: sabía al coral de un centollo!
      Desde entonces llevo años preparándola aunque llevaba tiempo sin hacerla. Para traerla al blog decidí cotejar mi receta con otras que hubiera por internet. Lo poco que encontré acaba llevándote de una u otra forma al blog de webos fritos y resultó igual que la que tenía apuntada en el papelito arrugado que conservaba, con la variante de un ingrediente. Así que lo hice de las dos formas a ver si el resultado variaba mucho....y variaba.
      El ingrediente en cuestión es la cebolla. Aunque en pequeñas proporciones, he probado a incluir la cebolla en mi receta y he de decir que mi experiencia es que la receta pierde con ella. El resultado es que se reconoce la cebolla en el preparado. He probado a hacer el paté con anchoas y mejillones de buena calidad para la receta con cebolla. He probado a poner menos cebolla. Y el resultado,a mi juicio y paladar, siempre es el mismo: sin duda está bueno, pero sabe a cebolla.
      Así que la receta que os muestro va a ser la primitiva, la que llevo haciendo desde que escuché a aquel hombre anónimo en la radio y que,a mi juicio,imita a la perfección el sabor auténtico del coral de un centollo.
      Yo os dejo mi receta y si tenéis dudas,un día le ponéis un cuartito de una cebolla pequeña y comparáis.
      Bueno, vamos a ponernos manos a la obra,que la receta de hoy es para que le salga bien hasta al que nunca entró en la cocina.









Ingredientes


- 7 anchoas de lata
- 1 lata de mejillones al natural
- 7 palitos de cangrejo (surimi)
- Mahonesa casera (2 cucharadas)
- Media copa de vino (30cc)
- Unas gotas de limón 







Preparación


      Un consejo previo que os doy es que abráis la lata de mejillones y la vaciéis en un plato. Y con paciencia les quitéis esas hebritas con aspecto de estropajo que es el biso del mejillón y que une al animal a la batea o la roca en dónde viva.Es muy desagradable encontrarlos en el paté y hay grandes probabilidades de que queden enteros (que se piquen finamente no es una opción más deseable)
      La preparación no puede ser más simple. Se trata de coger todos los ingredientes y meterlos en el robot de cocina o el vaso de la batidora (lo que utilicéis) y batir bien hasta conseguir una masa espesa.
Solo hay que llevar un pequeño orden.
      Como al final vamos a picar unos palitos de cangrejo para que la textura del paté imite al coral del centollo,picamos uno al principio y lo reservamos.


                                                        (Hacer click en la foto para agrandarla)


      A continuación metemos en el robot los palitos de cangrejo,los mejillones, las anchoas y dos cucharadas generosas de mahonesa. Mejor si es casera. Las industriales tienen otro sabor y yo,particularmente no lo he probado con ellas. Si las anchoas tienen mucha sal las pasamos por el grifo del agua.
      En cuanto a la proporción, yo utilizo una lata de mejillones de 69 gramos para 7 anchoas y 7 palitos de cangrejo.
      También le añado una cucharada del caldo de la lata de mejillones y tres cucharadas de vino. Yo le pongo preferentemente el mismo tipo de vino que se suele echar por encima en el coral auténtico: albariño o ribeiro (aunque veréis otras recetas con fino).

                                                        (Hacer click en la foto para agrandarla)

                                           
      Batimos bien hasta que nos qued  e una mezcla pastosa y homogénea. Añadiremos al final los palitos desmenuzados al principio y mezclaremos con una cuchara.



      ¡Y ya está! No tiene más misterio. Podemos servir al centro para picar con trozos de pan tostado o unos mini colines. También lo he comido como relleno de huevos cocidos...Bon appétit.

Vídeo






Calorías por ración: 808 Kcal
      Las calorías están calculadas para toda la terrina de café. Si se consume entre cuatro o cinco personas "picando" se ingerirán de 160 a 200 Kcal por comensal.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada